El cuidado de la piel durante la primavera

cuidado-piel-primavera-w

La primavera suele ser una estación inestable que nos trae cambios ambientales que pueden afectar a nuestra piel

Hay semanas de mucho calor a las que le siguen semanas con bajadas bruscas de la temperatura, vientos y lluvias. La piel percibe dichas variaciones y es por ello que se tiene que adaptar constantemente. Aquellas personas que sufren de psoriasis, dermatitis atópica o #acné deberán tener más cuidado si cabe. Para ello nada mejor que cuidar la piel en profundidad con extractos naturales y aceites como el romero, camomila, aguacate o chia que tienen un gran poder regenerativo y ayudan a combatir los radicales libres.

De todas formas, la hidratación de la piel no entiende de estaciones y por ello es un gesto muy importante que debe mantenerse inalterable todos los días del año. Es el momento de olvidarse de la textura de las cremas o serums (así como en invierno la gente suele preocuparse más por este factor) y buscar ingredientes naturales y extractos vegetales humectantes como los azúcares o el ácido hialurónico, ya que son excelentes aliados para ayudar a la piel a retener mayor cantidad de agua y así no tener una apariencia de sequedad y tirantez.

Por último, pero no por ello menos importante, es la aplicación de un factor de protección solar cada día después de nuestra rutina de cuidado de la piel ya que no sólo el sol nos produce manchas y envejecimiento actínico en primavera o verano, sino que la luz azul presente en ordenadores, tablets, pantallas o móviles también producen fotosensibilidad y aunque no salgamos de casa debemos intentar realizar nuestra rutina completa.

más información: