Hidratación de la miel en la piel de los humanos

hidratación miel

«Las matrices cosméticas que contienen mayores concentraciones de miel o productos apícolas hidratan la piel de manera más eficaz»

La miel de abeja es un valioso producto de la naturaleza con propiedades medicinales, dietéticas y cosméticas probadas y aceptadas universalmente. Se trata de una de las sustancias naturales más valoradas y apreciadas conocidas por la humanidad desde la antigüedad. También tiene un cierto significado cultural y religioso. La miel se puede utilizar sola o en combinación con otros ingredientes en el tratamiento de diversas enfermedades.

Como es una solución súper saturada derivada de la abeja y compuesta principalmente de fructosa y glucosa, contiene proteínas y aminoácidos, vitaminas, enzimas, minerales y otros componentes menores que son beneficiosos para la piel. Además, tiene la rara e inestimable cualidad de potenciar las propiedades y acciones de las sustancias medicinales con las que se combina.

Si bien debido a sus propiedades antioxidantes la miel de abeja actúa como rejuvenecedor, también es un importante ingrediente en la cultura de la belleza como humectante y acondicionador.

Entre la miel seleccionada y los productos de la abeja, hay diferencias en la capacidad de hidratar la piel y mejorar sus propiedades de barrera, incluido el ajuste de la acidez de la superficie de la piel.

Se han encontrado altas propiedades hidratantes en matrices con un extracto de glicerina de miel.

Las matrices que contenían miel de bosque tenían mejores efectos hidratantes que las que contenían miel de flores. Las propiedades de barrera se potenciaron mediante la absorción gradual, especialmente en las formulaciones con glicerina y extracto de miel acuosa.

Así pues, las matrices cosméticas que contienen mayores concentraciones de miel o productos apícolas hidratan la piel de manera más eficaz.