Capilar:

En la naturaleza encontramos valiosos activos que tratan de manera eficaz diferentes necesidades del cabello. Hemos seleccionado algunos que se encuentran en las formulaciones de champús, sérums, aceites o mascarillas de productos que podemos realizar a medida bajo demanda del cliente:

  • Camomila:  Contiene propiedades suavizantes y antiinflamatorias. Protege el cuero cabelludo y tiene una suave acción antiséptica.  Dado que fortalece el cuero cabelludo, la camomila es el componente ideal en tratamientos para cabellos delicados
  • Caléndula: La propiedad más importante de la caléndula es la capacidad que tiene para hidratar la piel y el cuero cabelludo. Además, esta flor nutre las fibras capilares, siendo un excelente ingrediente para los champús naturales hidratantes. Sin embargo, esta planta con flores amarillas aporta otros beneficios al cabello como: erradica i evita la aparición de la caspa, favorece el crecimiento del cabello, aporta luminosidad, etc.
  • Ácido hialurónico: Actúa como un imán que capta y mantiene hasta 1000 veces más de su peso en hidratación. También ofrece una hidratación intensa, profunda y de larga duración para el cabello.
  • Aceite de oliva: Ofrece una excelente protección antioxidante. Aportan brillo a los cabellos dañados y repara las puntas abiertas.
  • Aceite de argán: Restaura la fibra capilar, suavizando y protegiendo el cabello desde la raíz hasta las puntas.